Menu ≡
Parques y jardines

El Redil

El Redil

Córdoba
Año 2018
Superficie 7031m2

Los propietarios hicieron una limpieza de las cañas, que, tras 12 años de abandono, se habían apoderado del lugar.
Una vez despejado el parque, procedieron a sacar los árboles que estaban en mal estado o que corrían riesgo de caer dado los vientos fuertes y tornados que hoy padece la zona. Al llegar a nuestras manos, el Estudio privilegió mantener el espíritu del lugar, haciendo un mínimo de intervención.

El terreno está armado en terrazas, hechas en piedra, las famosas Pircas de la zona, escalonadas entre sí, para salvar los más de 10 metros de diferencia que hay entre la zona plana superior (que nosotras denominamos Pampita, por ser plana) y la laguna. Se volvieron a plantar frutales, Romeros a los pies de los Rosales Trepadores en la nueva pérgola (se reemplazó la existente en mal estado) que acompañan los escalones de piedra hacia la Pampita, y Spiraeas Argutas (Coronas de Novia) junto con Miscanthus Gracilimus, Salvias Guaranítica, Rosales del Paisaje que balconean sobre el borde y Jazmines en la Pérgola hexagonal que oficia como mirador sobre el valle.

En la terraza que está debajo de la piscina, se decidió generar un cantero de alto impacto visual, ya que es el punto focal natural al entrar en el Hotel-Spa.
Haciendo contraste con la Pirca que funciona como fondo al cantero, elegimos Rosales (A. Derby, Lifchtil, Tchaiscovky y Cathedral como variedades) Miscanthus Gracilimus, Spiraeas, Perovskias, Gauras, Ceratostigmas, Lavanda Spica, Dietes grandiflora, Stipa tenuísima, Muelenberghia y Gallardias, a fin de lograr una abundante floración escalonada a través del tiempo.

En el cantero que acompaña la recepción se plantaron Dietes Vegeta y para la gran escalera de entrada se eligieron Lavanda Spica con Gallardias y aromáticas para lograr una masa de color perfumada que luego acompaña el camino que une las dos escaleras que dan la bienvenida al lugar.

Decidimos dejar que siguieran creciendo, floreciendo y multiplicándose las Dalias, muchas de ellas fueron plantadas a lo largo de los años por el jardinero el Sr. Julio Heredia, a pedido de Manucho, ya que le encantaban.

Rosales blancos del Paisaje se apoyan en el murete de pirca que acompaña el camino hacia el estacionamiento, para luego continuar con Cañas Oldhami, una variedad NO invasora, pero de rápido crecimiento, que toman gran altura, a fin de tapar visualmente el estacionamiento que se ve desde el Hotel-Spa.

Algunos Ciruelos var. Genovesa se plantaron aquí y allá, y 3 Hacer Buergerianum se destacan por el color rojizo que en Otoño toman sus hojas antes de caer.